Sin Hogar

Sin Hogar

Sin hogar.
 
Hace ya varios años que el Consejo de la Juventud de Alicante, representante de las diversas asociaciones juveniles de nuestra ciudad, solicita un espacio propio para desarrollar su actividad, tanto administrativa como organizativa y funcional; el hecho de depender de instalaciones ajenas nos hace también dependientes de sus horarios, su disponibilidad, su oferta de espacios… y eso, como es lógico, limita nuestras opciones.
 
Por ahora, nuestras peticiones han caído en saco roto y no necesitamos irnos muy lejos para ver algunos de los problemas que esto supone. 12 de agosto de 2017: el Consejo ha preparado diversas actividades en colaboración con las asociaciones para hacer del Día de la Juventud una jornada dinámica, divertida y para todos los gustos. ¿Nuestro único espacio? El Centro 14. ¿Qué sucede cuando hay un taller de batuka en la planta baja y otro de juegos musicales en la planta superior? ¿Qué ocurre cuando hemos de pedir que se tenga cuidado con una exposición que comparte el espacio con nosotros? Que es necesario modificar el programa y pensar rápido. Que no podemos dar cabida a todas las actividades que nos gustaría. Que hemos de prescindir de muchas cosas para encajar en los límites impuestos.
 
Sin embargo, incluso la importancia de esto palidece… si lo comparamos con lo sucedido este mismo 12 de septiembre, cuando nos vimos obligados a desalojar las instalaciones del Centro 14 debido a un cierre parcial del edificio. Entendemos que puede haber emergencias, accidentes, evacuaciones… Bien, pero necesitamos otro lugar en el que permanecer hasta que se solucione. No es justo que nos veamos obligados a perder horas de trabajo o a reunirnos en un bar -dando una imagen de desidia y de escasa profesionalidad- por el hecho de no tener dónde caernos muertos. La Semana Joven está a un mes de su arranque y no podemos permitirnos una situación como esta. Es necesaria una respuesta, una reacción, y hemos de conseguirla cuanto antes. Precisamos de espacios propios, gestionados por el propio Consejo de la Juventud de Alicante, no solo para la administración y el trabajo de su organización, sino para ofrecer un emplazamiento a las asociaciones juveniles que no disponen de él.
 
Y toda esta situación se debe al incumplimiento de una promesa, un proyecto, que era bueno para la juventud de Alicante. Y como otras promesas que no se cumplen como es la ampliación del centro 14, esa ampliación que nos daría servicios, materiales, recursos… para brindarles a las asociaciones del Consejo y nos daría la libertad de crecer como juventud y como consejo.
 
Alzamos la voz en contra de la desidia y la indiferencia; alzamos la voz en contra de ser ignorados; alzamos la voz por no ser pisoteados y para reclamar nuestros derechos. Alzamos la voz por la juventud de la ciudad de Alicante.
 
Alicante, no abandones a tus jóvenes, no les dejes en la calle; no les dejes sin hogar.
 
Consejo de la Juventud de Alicante
Foto de Álex Domínguez. Diario Información
¡Comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page